Canadá es un país con una cultura tributaria bien arraigada.  De la misma manera como su población está consciente de su responsabilidad por el pago de impuestos, también lo está de su derecho ha recibir los servicios que merece.  Es cierto que una porción significativa de tus ingresos servirán para el pago de impuestos, pero también es cierto que disfrutarás a cambio, de un país con una tasa de criminalidad muy baja, calles limpias, estabilidad política, subsidios totales ó parciales tanto en la educación de tus hijos como en el sistema de salud.


A continuación algunos de los impuestos que la mayoría de la gente debe pagar:

Para contrarestar el impacto de algunos de estos impuestos, el gobierno ha diseñado una serie de beneficios a los cuales tiene accesso cualquier residente permanente que cumpla con ciertas condiciones. Para conocerlos, haz clic aquí.