Mientras que los apartamentos son viviendas construidas exclusivamente para alquilar, los condominios son viviendas ubicadas en edificios construidos exclusivamente para su venta, aunque eventualmente las personas ó compañías que los compran, pueden alquilar sus viviendas a un tercero.


Los apartamentos son propiedad de una persona ó empresa que mantiene la propiedad de todas las unidades ubicadas dentro del edificio y normalmente el precio del alquiler mensual de cada uno, incluye los costos de los servicios comunes del edificio, aunque raramente incluye el alquiler del puesto de estacionamiento, que debes alquilar por separado.

Muchos de los nuevos condominios cuentan con áreas comunes tales como piscina interna, jacuzzi, gimnasio, seguridad, canchas deportivas y otros.

También es casi una regla que el precio del alquiler de un apartamento es inferior al de un condominio.