Existen varias modalidades para la compra de vehículos en Canadá: de contado, a crédito y lease. A pesar de la facilidad con que se pueden tramitar créditos ó lease para compra de vehículos en este país, es muy difícil que se le apruebe este tipo de financiamiento si el solicitante no cuenta con un trabajo ó historial crediticio en Canadá.  En ocasiones aprueban el financiamiento pero con una elevada cuota inicial.


Es requisito indispensable para la compra de vehículos nuevos ó usados, contar  con la licencia de manejo de la provincia donde resida. De lo contrario no le permitirán retirar el vehículo.

Como en cualquier país del mundo el vehículo no podrá salir del concesionario si usted no ha contratado su seguro.  El seguro básico de vehículos es obligatorio en Canadá,  sin embargo las coberturas mínimas y beneficios de las pólizas varían de provincia en provincia, de acuerdo a los reglamentos de cada una.

Las provincias Canadienses de British Columbia, Manitoba,  Saskatchewan y Québec cuentan con un sistema público de seguros de vehículos.

En el resto de las provincias Canadienses los seguros de vehículos son ofrecidos por empresas privadas. Debe considerar que los costos de las pólizas de seguro de vehículos varían significativamente, entre otras cosas por la falta de historial de manejo en Canadá. En algunas ocasiones las empresas de seguros de vehículos han aceptado un documento emitido por la empresa aseguradora del vehículo del contratante en su país de residencia anterior, que indica que la persona ha mantenido un buen historial de manejo, logrando una disminución del costo.

El uso de cauchos (llantas) de invierno es obligatorio en la provincia de Québec, sin embargo su uso es cada vez más frecuente durante los meses fríos del año en el resto del país.  El manejo de vehículos sobre pavimentos congelados ó con nieve es mucho mejor, reduciendo el riesgo de accidentes.