perroseabrigaEn Enero del año pasado y en medio de un invierno que en términos Canadienses podría catalogarse como tibio, escribimos una nota cuyo título era “Canadá, no es tan frío como parece”. Este año y después de haber pasado las primeras semanas del invierno, decidimos que debemos cambiarle el título.

En días pasados Rick Mercer (te recomendamos sus videos sobres temas de Canadá y a los cuales les agrega su cuota de humor), dijo que “había llegado a la conclusión de que cuando se trata de inviernos, los Canadienses, al menos aquellos que viven en las ciudades, sufren de amnesia de temporada”.

Este invierno ha sido verdaderamente frío, justo lo que imaginamos cuando decidimos venir a Canadá, aunque para ser sinceros el más fuerte que hemos visto desde que llegamos y según nuestros compañeros de trabajo y amigos, es el más fuerte de los últimos 15 ó 20 años.

Este invierno ha sido muy activo, hemos recibido tormentas, vientos del ártico y todos los tipos de precipitaciones que te puedas imaginar desde lluvia, nieve, ice pellets, freezing rain, etc.

Algo que nunca habíamos visto, al menos no en esta escala, fue la tormenta que nos trajo freezing rain durante 2 días. Fue un verdadero caos, llovió pero el agua se congelaba de inmediato al tocar el helado piso, creando pistas de patinaje en calles, aceras y hasta en las escaleras de la entrada de la casa. El agua se congeló alrededor de las ramas y troncos de árboles y torres de electricidad, aumentando su peso al punto de que centenares de árboles y múltiples líneas de electricidad se cayeron, produciendo daños materiales y dejando sin energía extensas zonas de la ciudad por varios días.

Otro de los regalitos que nos trajo este invierno son las poco frecuentes temperaturas cercanas a -20º C por varias semanas y sin descanso, que con el factor viento se sentían por debajo de -30º C, lo que para la ciudad de Toronto es muy extraño.

La buena noticia es que todos sobrevivimos al frío, inclusive nosotros que somos gente venida del trópico, que venimos de Venezuela, con un clima tropical los 365 días del año.  Pero gracias al ingenio del hombre, nuestras viviendas y nuestros sitios de trabajo están muy bien acondicionados, y por otra parte la ropa que se usa en esta época es excelente y nos permite continuar con nuestras actividades diarias.

La primavera, el verano y el otoño de este país son tan hermosos y los disfrutamos con tanta intensidad,  que nosotros también sufrimos de la amnesia de la que habla Rick Mercer, y con gusto.

Y como dijimos en nuestra nota del año pasado, te sugerimos cuando estés analizando cuál es el sitio de Canadá donde vendrás a vivir, trata que el clima no sea el factor que decida la ciudad en la que te establecerás, por el contrario, otros factores tales como trabajo en tu área profesional, el costo de la vida e impuestos, son los que pensamos debían tener más peso en tu decisión. De cualquier manera, por estar al norte del continente, todas las ciudades serán frías, solo debes aprender a vivir con este clima y disfrutar de todos los beneficios que el frío trae consigo, tales como los deportes de nieve y hielo.