DSC02088 (Small)Según Statistics Canada, en este país más de ¾ partes de la población es dueña de su casa y según una investigación de la Asociación de Corredores Hipotecarios de Canadá, el ciudadano Canadiense se muda en promedio entre 4.5 y 5.5  veces durante su vida.

La forma más común que tienen los Canadienses de acumular riqueza, es a través de la revalorización de sus casas y a través de los fondos de jubilación. En este país no pagamos impuesto sobre la ganancia que tenemos cuando vendemos la vivienda en la que vivimos. La gente compra su casa con la esperanza de que ésta se revalorice en pocos años y una vez vendida, hacer un dinerito.

Nosotros los inmigrantes no somos la excepción y a pesar de que muchos alquilan su vivienda al llegar, no pasa mucho tiempo antes de que compren su primera casa ó apartamento.

Si estás comprando vivienda por primera vez, el estado te ofrece ciertas ayudas tales como:

1) una reducción en el monto a pagar por el Land Transfer Fee (impuesto que se paga al momento de comprar la propiedad). Si quieres saber sobre este incentivo haz clic aquí. Si deseas calcular el monto, encontrarás varios calculadores en Internet, uno de ellos es, haz clic aquí.

2) crédito fiscal al hacer tu declaración de impuestos (return) de hasta $5,000, lo que generalmente se traduce en un cheque de la oficina de impuestos, Canada Revenue Service, por los gastos en los que incurriste durante la compra, tales como honorarios de abogados y land transfer fee.

3) Puedes hacer la compra hasta con una cuota inicial de solo 5% del valor total de la casa. Si la inicial que das es menor al 20% del valor total de la casa ó apartamento, generalmente te exigirán que tomes una póliza de seguros para cubrir el riesgo que tomará la institución financiera por tu préstamo, sin embargo, normalmente lo añaden al valor total de tu deuda. Si quieres saber más sobre esta póliza, haz clic aquí.

De acuerdo a la página web de CMHC (Canada Mortgage and Housing Corporation), tus gastos de casa mensuales no deben exceder el 32% de tus ingresos brutos y como gastos mensuales de casa se consideran tus pagos de hipoteca mensuales, impuestos sobre la propiedad (de tu casa) y los gastos de calefacción. Si quieres leer un poco más sobre ésto, haz clic aquí.

Tal como te hemos dicho en otras oportunidades, creemos que la manera más fácil y segura de comprar tu vivienda es asesorarse con un corredor inmobiliario, quien normalmente no te cobrará por su servicio, pues su comisión es pagada por el vendedor de la vivienda que tu comprarás.

Y por último, queremos compartir un enlace que te permitirá conocer hasta por qué monto te puedes endeudar de acuerdo a tus ingresos.

Esperamos que esta información te sea útil si estas pensando en comprar una vivienda en Canadá una vez que te establezcas.