El sistema de salud pública Canadiense está hecho para atender a su población, indistintamente de su nivel económico y social. Durante el año 2012, de acuerdo a la página oficial del CIHI se esperaba que se gastaran en Canadá más de 200 mil millones de dólares, una cantidad mayor que el presupuesto anual de la gran mayoría de nuestros países latinoamericanos.

Y aunque la cantidad de dinero que gasta cada país en salud no es necesariamente un reflejo de lo efectivo que su sistema pueda ser, Canadá es uno de los que más invierte en la salud de sus ciudadanos. De acuerdo a la página oficial de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, mientras que en este país se gastaron en el año 2010 $4,445 por persona, España gastó $3,056, Chile $1,202, México $915, Dinamarca $4.464,  Austria $4.395 y Alemania $4,338.

Pero nada en la vida es gratis, alguien tiene que pagar por el sistema de salud pública de Canadá, por esa razón todos los que vivimos aquí, contribuimos a través de nuestros impuestos para mantener este gasto.

A pesar de que consideramos que todavía tiene mucho espacio para mejorar, cuando se compara con el sistema de salud pública de muchos otros países, nos parece que funciona bien.  Algunos críticos del sistema sostienen, que el mismo está colapsado y por ello los tiempos de espera para algunas intervenciones quirúrgicas ó citas con médicos especialistas son largas. En general, si llegas a una emergencia de un hospital y tu problema no pone en riesgo tu vida, te pueden hacer esperar inclusive varias horas, para darle prioridad a personas cuya vida si está en riesgo.

El sistema de salud es propio de cada provincia y por ello varía la cobertura que recibes, por ejemplo si te estableces en Ontario, la hospitalización, cirugías, partos, cualquier examen médico e inclusive las medicinas de los pacientes, mientras están en el hospital, son cubiertos por OHIP que es el sistema de salud pública de la provincia. También las consultas médicas ambulatorias en walking clinic y los exámenes que solicite el médico, están cubiertos, sin embargo las medicinas que éstos últimos prescriben, no son cubiertas por el sistema de salud y uno debe pagarlas.

Uno de los beneficios que ofrecen la mayoría de las empresas en este país a sus empleados, son pólizas de seguros privadas, que son complementarias al sistema de salud pública y que cubren los costos de las medicinas, oftalmología y odontología.

En nuestro contenido fijo, en la sección de “Médicos de familia y servicios de salud en Canadá” damos más detalles sobre el sistema de salud y los médicos de familia. Si quieres conocer  un poco más sobre esto, haz clic aquí.