Ottawa

Inspirados en una entrevista que le hicieron a un inmigrante Libanés el día de hoy en la radio, decidimos escribir esta nota. El entrevistado contó que llegó a Canadá hace poco más de 10 años y relató algunas de las experiencias por las que pasó antes de llegar al sitio estelar donde está hoy en día.  De acuerdo a lo que él relató, cuando llegó al país, ya contaba con 2 títulos universitarios en arte y vasta experiencia en teatro, razón por la cual, él suponía que tenía educación y experiencia suficiente para conseguir un trabajo en su área con facilidad. Explicó que en los primeros meses después de haber llegado a Canadá, tomó varios cursos en universidades del área metropolitana de Toronto y buscó empleo en su área, aunque sin éxito.

Según comentó, para ese momento, y a pesar de ser Toronto una ciudad tan diversa en razas y culturas, la industria del teatro seguía siendo muy anglosajona. Lo que nos pareció muy interesante y motivador fue como, a pesar de que ya había llegado al punto de plantearse un cambio de carrera, se le ocurrió abrir su propia compañía de teatro. Esto coincidió en tiempo con su mudanza a la ciudad de Kitchener-Waterloo, cuyo gobierno estaba justamente promoviendo arte multicultural, permitiéndole dar sus primeros pasos en el mundo del teatro en Canadá. Hoy en día dirige una compañía de teatro de prestigio y además les ha abierto el camino a muchas personas que estaban en un caso similar.

Este es otro caso de alguien que logra abrirse camino gracias a la perseverancia, metas bien establecidas y por supuesto, algo de suerte, ya que él estaba en el sitio adecuado, en el momento adecuado.

Y si tu preocupación después de haber leído esta nota es que los inmigrantes no tienen oportunidades en este país, queremos contarte que las experiencias de cada una de las personas que han inmigrado a Canadá son distintas, por ejemplo, en la oficina donde trabaja uno de nosotros, cerca del 70% de los empleados somos inmigrantes, muchos de ellos, latinoamericanos.  Hoy contaba una compañera de trabajo colombiana que al mes de haber llegado, ya había conseguido su primer empleo. Para otros, el tiempo de espera ha sido significativamente mayor. Todo depende del área donde estés buscando empleo y de las oportunidades que se presenten en el momento.

Siempre existe un camino, tarde ó temprano llega tu oportunidad, lo que debes es tener paciencia, perseverancia, fe, confianza en ti mismo y fortalecer tus puntos débiles, por  ejemplo, si notas que fallas en el dominio del idioma, mejóralo, si no te llaman a entrevistas, probablemente debes revisar y mejorar tu resume y si te llaman a entrevistas pero no te dan el empleo, probablemente debes prepararte mejor para las mismas. En cualquier caso, debes continuar trabajando para alcanzar tus metas.