Si hay algo seguro en Canadá es el frío. A pesar del aumento de las temperaturas por el calentamiento global, este país sigue siendo mucho más frío que cualquiera de los nuestros, sin embargo, si tenemos las ropas adecuadas, esto deja de ser un problema.

Cuando llegamos a este país, algunas personas que conocimos, se dedicaron a aterrorizarnos con el tema del frío, y gracias a ello gastamos más dinero del que debíamos y compramos más ropa y accesorios de lo que en realidad necesitábamos para comenzar.

Puesto que todos los sitios están acondicionados con calefacción e inclusive en algunos de éstos se les pasa la mano y llega a hacer calor, solo debemos preocuparnos por lo que debemos llevar puesto mientras estemos en la calle ó mientras hacemos algún deporte de invierno.

Las temperaturas van bajando gradualmente a medida que entra el otoño, lo que permite que nuestro cuerpo también se adapte gradualmente al frío.  Si llegamos a Canadá en el mes de Enero, entonces sentiremos mucho más frío del que sentimos aquellos que hemos estado aquí desde el otoño ya que el cambio sería más brusco.

La clave está en usar capas de ropa, por ejemplo, una franela, encima una camisa, después un suéter, una bufanda y finalmente una chaqueta. Esto nos permite aguantar frío cuando estamos al aire libre y también nos permite quitarnos piezas de ropa hasta sentirnos cómodos si tomamos el metro ó el tren, ó cuando estamos en la oficina ó negocio, pues cada uno de estos espacios tiene temperaturas distintas.

Dependiendo del sitio de Canadá donde te establezcas el frío será distinto, no solo por las diferencias en el termómetro, sino también por el viento y por la humedad, estos últimos 2 factores hacen que sientas el frío con mucha más intensidad.  Por ejemplo -100c en Toronto, puede sentirse con el viento como         -150c ó -170c, por eso es importante que usemos una chaqueta con cortaviento. Muchas chaquetas de invierno vienen con 2 piezas separadas, la capa externa que protege muy poco contra el frío pero corta el viento y la parte interna que por el contrario, no protege contra el viento pero si contra el frío. Creemos que las chaquetas que están rellenas de plumas, calientan más que aquellas que no las tienen.

Otra pieza importantísima es el gorro para la cabeza, justamente este es el sitio a través del cual  perdemos buena parte del calor del cuerpo y debemos cubrirla muy bien. Es importante  contar con orejeras que cubren uno de los sitios del cuerpo donde más sentimos el frío.

Respecto a los pantalones, normalmente usamos los mismos que usamos en verano, si sabemos que vamos a pasar mucho tiempo en la calle, entonces usamos pantalones térmicos debajo de estos. Cuando vas a estar en contacto con la nieve, por ejemplo, mientras esquías, debes usar pantalones de nieve ya que evitan que traspase el agua y te sientas mojado.

Los guantes son muy importantes porque las manos se enfrían de inmediato. En nuestro caso no hemos conseguido todavía guantes que realmente nos mantengan las manos calientes, pero eso es algo a lo que nos hemos ido acostumbrando. Existen 2 tipos de guantes, los que tienen los espacios para cada dedo por separado y los que llaman mitten, en los que mantienes los dedos juntos. Con éstos sientes las manos más calientes, pero no son buenos para ciertas actividades.

Respecto a los zapatos, lo mejor es usar botas porque evitan que te entre nieve si estas caminando en la calle. Lo que muchas personas hacen es que llevan un par de zapatos adicionales en el bolso y se los cambian una vez que entran a la oficina.

Cuando vayas a comprar zapatos ó botas, guantes y chaquetas, debes estar pendiente de las etiquetas. Generalmente indican la temperatura máxima a la cual todavía mantienen el calor.

La vida en Canadá no se detiene por el frío, solo debes usar la ropa apropiada para los meses de invierno y te darás cuenta que el frío será la última de tus preocupaciones.