Toronto

Pocas semanas después de haber llegado al país, nos registramos en uno de los cursos que ofrecen las instituciones educativas, para entrenarnos en técnicas que nos ayudarían a conseguir empleo en nuestras profesiones. Estos programas son gratuitos para los recién llegados al país y varían en contenido, algunos se centran específicamente en la enseñanza de como elaborar un resume al estilo Canadiense y la preparación para las entrevistas de trabajo y otros son más completos y te enseñan cosas tales como historia, cultura Canadiense y cómo comportarte en el ambiente de trabajo, que dependiendo de tu origen y de tu experiencia previa, puede llegar a ser muy importante.

Como parte de este curso que tomamos, nos llevaron a una feria de empleo en el Metro Convention Centre de Toronto. El día antes, nos habían dicho que debíamos ir vestidos tal como lo haríamos si fuéramos a una entrevista de trabajo, también debíamos llevar un sobre con varios resumes y nuestras tarjetas de presentación. Nos extrañó que debíamos llevar tarjetas de presentación si no estábamos trabajando en ese momento para ninguna empresa. En el mismo centro educativo donde recibimos el curso, nos ayudaron a elaborarlas. En una de sus caras tenían nuestro nombre, título profesional, teléfono celular y en la otra cara un breve resumen de nuestra experiencia laboral, solo los puntos más resaltantes.

Nos llevaron en un autobús escolar y llegamos como niños a la escuela. El sitio parecía una Feria de Expositores de productos, pero en lugar de ello el sitio estaba repleto de  puestos de empresas que buscaban profesionales de ciertas áreas, de los gobiernos de algunas provincias de Canadá que necesitan profesionales para desarrollar sus economías y de algunas instituciones que ofrecían cursos para los recién llegados.

La idea es acercarse a los representantes de las empresas y conversar con ellos sobre nuestra experiencia y educación, además de oportunidades de empleo que puedan existir en ese momento y dejar un resume y una tarjeta de presentación.

En nuestro caso, no sé si fue debido a nuestras profesiones, regresamos prácticamente con el mismo número de resumes, en otras palabras, no tuvimos mayor éxito. Igual nos sucedió en otras oportunidades que visitamos Ferias de Empleo, sin embargo conocemos personas que han logrado ser  invitados a entrevistas gracias a Ferias de trabajo.

De cualquier manera, siempre recomiendan salir a la calle, repartir tantos resumes ó tarjetas de presentación como se pueda, pues en la medida que más gente sepa de nuestra existencia, mayores oportunidades tendremos de conseguir una entrevista que finalmente nos llevará a conseguir un empleo.