Evidentemente la oferta de empleos aumenta de acuerdo a la fortaleza de la economía y al crecimiento de la industria en la cual se busca trabajo, sin embargo, basados en nuestra experiencia en Canadá, creemos que existe un factor estacional que también debemos tomar en cuenta.

Al igual que en Latinoamérica ó España, en los días previos, durante y en los días posteriores a la época navideña, en general, las oficinas y fábricas reducen su operación. Muchos de los reclutadores de recursos humanos y los gerentes contratantes toman vacaciones, algunas empresas dan vacaciones colectivas y muchas veces, tanto las decisiones de contratación como la publicación de ofertas de empleo se retrasan hasta el año siguiente.

Otro factor que también influye en las contrataciones de personal en los últimos meses del año es el agotamiento del presupuesto de las empresas. Esto le sucedió a uno de nosotros  con su primer empleo en este país, cuya contratación se retrasó por meses porque cuando ya prácticamente Recursos Humanos estaba listo para enviarle la oferta, la empresa tomó la decisión de suspender toda nueva contratación de personal y esperar hasta tener vigente el presupuesto del año siguiente.

Otra época de menor movimiento es la del verano, por razones parecidas a la de navidad y fin de año, sin embargo el período es más largo y sentimos que todo se pone lento entre los meses de Julio y principios Septiembre.

En otras palabras, los meses en los que nosotros hemos visto mayor oferta de empleo en Canadá son aquellos entre Febrero y Junio y entre Septiembre y Noviembre. Sin embargo, no es una regla, solo para darles un ejemplo, uno de nosotros recibió una llamada para una entrevista de trabajo a finales de Noviembre y a mediados de Diciembre ya estaba contratado.

Son múltiples los factores que influyen en la contratación de una persona en este país, incluida la red de contactos, la cual consideramos muy importante y de la que hemos hablado en el pasado y para la cual creamos una sección que puedes leer haciendo clic aquí, pero queríamos compartir con nuestros lectores el factor estacional, para que lo tengan en cuenta. Con esto, no queremos desanimarlos en su búsqueda de empleo en los meses de menor oferta, sino por el contrario queremos motivarlos a afinar sus estrategias y a  aprovechar los meses más activos.