En los años que hemos vivido en la ciudad de Toronto y los días que hemos pasado viajando por trabajo ó placer a ciudades como Vancouver, Calgary ó Montreal, siempre hemos sentido que la gente que vive en ellas, disfruta de un nivel de vida muy alto.  No solo es la seguridad social que nos da paz mental, sino también muchas otras cosas tales como, la tranquilidad de no tener que preocuparse por cuántas cerraduras tienen las puertas de la casa ó no tener que estar mirando por el espejo retrovisor del carro pensando que nos van a asaltar ó secuestrar. Poder caminar en la calle a la hora que queramos sin el temor de que nos vayan a robar. No tener que pensar cuál es el nuevo cambio de leyes del gobierno que va a hacer que nuestros ingresos valgan cada día menos, así como no tener la preocupación de pagar altas matrículas escolares por la educación de nuestros hijos. Por eso es que hablamos de calidad de vida.

No tenemos la menor duda de que los que tenemos la dicha de vivir en este país somos afortunados, por eso no nos causó sorpresa leer un artículo de “The Globe and Mail” que hizo referencia al ranking del año 2012 publicado por la revista “The Economist”, en la cual aparecen identificadas las 10 mejores ciudades para vivir en el mundo, de las cuales, 3 de ellas: Vancouver, Toronto y Calgary, aparecen en los primeros cinco lugares.

Quien lea este artículo creerá que somos promotores de inmigración ó de turismo de este país, pero quien nos conoce sabe que solo somos inmigrantes en Canadá que contamos nuestras vivencias y ayudamos a otros con información del día a día, que es tan necesaria cuando piensas inmigrar ó eres un nuevo inmigrante en este país.  Por eso queremos recordar que el proceso migratorio no es siempre color de rosas y que independientemente de las ventajas que tenemos al vivir en un país como éste, los comienzos pueden ser más largos y difíciles de lo que quisiéramos, pero siempre tendremos el respaldo del sistema de apoyo que le brinda al inmigrante, el gobierno de Canadá.