Edificios de Toronto vistos desde la CN Tower

Hace pocas semanas, el Gobierno Federal de este país introdujo una serie de cambios en las reglas de préstamos hipotecarios, que se hizo efectivo desde el 9 de Julio de este año. Este es el cuarto cambio que se hace en los últimos años y los ajustes incluyeron:

Una reducción en los períodos de préstamos, de 30 a 25 años, para evitar que las personas se sobre endeuden. En otras palabras, ahora el que compre una vivienda, tendrá un máximo de 25 años para pagar su deuda.  

También redujeron los préstamos con garantías hipotecarias sobre viviendas, de 85% a 80%, es decir, que ahora las personas que piden un préstamo sobre la porción sin deuda de sus viviendas, podrán obtener un crédito de monto inferior.

Los cambios recientes son prudentes y buscan evitar una crisis en el mercado inmobiliario.

Fuente: Financial Post