Esta es la pregunta que muchos inmigrantes se hacen cuando inician su búsqueda de empleo en este país y se enteran de la importancia de tener experiencia de trabajo Canadiense para poder ser contratado, pero también descubren que no la podrán adquirir hasta no ser empleados. ¿Cómo romper el círculo vicioso?

Hoy compartimos con nuestros lectores un artículo de Ozzie Saund, publicado por Workopolis, que nos hizo llegar un amigo y lector de RutaCanada.com, donde el autor, a través de las experiencias de recientes inmigrantes, nos da algunos consejos para aquellas personas recién llegadas al país que están en la búsqueda de empleo.

El dominio del idioma es una de las habilidades más importantes necesarias para cualquier persona buscando trabajo en un país de habla inglesa. Recomiendan pasar la mayor cantidad de tiempo posible con personas que hablen el idioma para practicarlo, y para aquellos inmigrantes que lo necesiten, el gobierno Canadiense ofrece clases de inglés gratuitas.

Normalmente los inmigrantes recién llegados tienen una red de contactos muy pequeña. Si se amplía esta red, las oportunidades de conseguir empleo aumentarán significativamente.  Registrarse en programas gratuitos que te enseñan estrategias para buscar empleo en este país, tales como llamadas en frío y llamadas de seguimiento a empleadores potenciales, ó registrarte en el programa de mentoría, pueden ayudarte entre otras cosas, a mantener el foco y a mantenerte motivado en tu búsqueda de empleo.

La dinámica de búsqueda de empleo en el mercado laboral Canadiense, es distinta a la de otros países, la falta de abundantes oportunidades temporales de empleo en Canadá  puede hacer más difícil conseguir ese primer empleo, por ello recomiendan hacer trabajos voluntarios (sin paga) para acumular la experiencia Canadiense que necesitas y poder añadirla a tu resume (versión norteamericana del curriculum viate) ó también recomiendan conseguir un consejero de carrera profesional que te oriente en la elaboración de tu resume de acuerdo al mercado Canadiense.

Fuente: Ozzie Saund, Workopolis