Vemos con asombro que este invierno fue muy suave, al menos para las personas que vivimos al sur de la provincia de Ontario.  La nieve brilló por su ausencia, mientras que durante los meses de enero y febrero recibimos en promedio 65 cm de nieve, este año solo recibimos 29 cm,  lo que nos hizo la vida más fácil a los que tenemos que palearla para salir del garaje de nuestra casa. No recibimos ninguna tormenta de nieve y pocos fueros los días en los que hizo realmente frío en esta temporada. Sin embargo, para los que disfrutan de los deportes de invierno no fue el mejor año, pues tuvieron que viajar al norte para conseguir la nieve.

La primavera se adelantó, tenemos ya varias semanas con temperaturas que llegan a los 2 dígitos. Los tulipanes ya se están asomando y las semillas de los árboles de maple se dejan ver. Ya le vemos la cara nuevamente a los vecinos y la sonrisa de la gente en las caras.

Tal parece que el calentamiento global está haciendo sus efectos en este país que se caracteriza por sus bajas temperaturas. En los últimos 4 años hemos notado como cada invierno es menos frío y cae menos nieve, con veranos cada vez más tibios y largos.

Si entre tus planes está visitar Toronto ó las ciudades vecinas en esta época, a pesar de que no es posible saber exactamente cómo estará el clima, todo parece indicar que podrás disfrutar de días de sol y temperaturas moderadas.

Fuente: National Climate Data and Information Arch