Hoy queremos compartir con nuestros lectores que están en el proceso de decidir en cuál ciudad de Canadá establecerse, algunos puntos importantes que forman parte de un artículo publicado en el diario Toronto Star.

Toronto ha logrado atraer y, en su mayor parte, integrar con éxito un gran número de inmigrantes, cuando la comparamos con otras regiones de Canadá.

Amplia colaboración intersectorial es sólo una de las cosas que establece Toronto por delante de otras regiones, cuando se trata de inmigración.

El número y la diversidad de los inmigrantes que se establecen aquí también es un elemento diferenciador. Más del 40 por ciento de los nuevos residentes permanentes de Canadá – alrededor de 120.000 personas cada año – llegan a Ontario. Casi el 80 por ciento de ellos elige la región de Toronto, donde cerca de la mitad de la población es de origen extranjero. Otras ciudades como Miami puede tener un alto número de residentes extranjeros, pero ellos provienen principalmente de una o dos fuentes, mientras que en Toronto vienen de todo el mundo.

También inusual es cómo hemos absorbido a los inmigrantes en nuestros lugares de trabajo y comunidades. No somos perfectos, pero los estudios muestran que la mayoría de los canadienses piensa que la diversidad es una de las características que definen a la ciudad y que los inmigrantes ayudan a que la economía crezca. La mayoría de los habitantes de esta ciudad rechazan la idea de que los inmigrantes quitan trabajo a los otros canadienses y términos como “inmigrantes de tercera generación”, que se escuchan en partes de Europa occidental, no son parte del vocabulario de los residentes de Toronto.

No es de extrañar entonces que una encuesta de Gallup 2010 informó que Canadá fue el segundo lugar después de Estados Unidos, como el país que la mayoría de la gente le gustaría mudarse de forma permanente, si pudieran. Canadá es más atractivo para los adultos un poco mayores y más educados. Ambos países atraen a los inmigrantes potenciales, por diversas razones; personales, políticas o económicas, pero el común denominador es la oportunidad.

La competencia por el talento se está calentando. Lo vemos desde otras ciudades de Canadá – el alcalde de Calgary vino recientemente a Toronto en una campaña de reclutamiento. Como el crecimiento económico en los países en desarrollo supera al de países de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), se estima que se enfrentarán a la escasez de mano de obra propia. Países tales como China e India, que tradicionalmente han sido fuentes de inmigrantes, ahora buscan atraer a profesionales y talentos de otros países.

Canadá tiene como reto aumentar su productividad, y esto debía ser capaz de alcanzarlo dada la educación de sus habitantes y una relativa prosperidad. Para el año 2015, la tasa de natalidad será más baja y eso significa que el 100 por ciento del crecimiento laboral de Canadá provendrá de nuevos inmigrantes.

Afortunadamente, los gobiernos de la región de Toronto, los negocios, sin fines de lucro y académicos han trabajado juntos durante la última década en formas nuevas e innovadoras para atraer y resolver las necesidades de los recién llegados.

Fuente: TheStar.com