El Canal Rideau, designado por la UNESCO en el 2007 como Patrimonio de La Humanidad, se convierte en la pista de patinaje más larga del mundo en invierno. Tiene una longitud de 7,8 kilómetros y generalmente se abre para los patinadores en los meses de Enero y Febrero. Conecta a la ciudad de Ottawa con la ciudad de Kingston (ambas en Ontario) y su creación data del siglo 19 como precaución frente a una posible guerra con USA, aunque hoy en día es operado para actividades recreacionales. Si quiere saber más sobre el canal haga clic aquí.