De acuerdo al Ministro de Ciudadanía, Inmigración y Multiculturalismo de Canadá, Jason Kenney, los atrasos en el procesamiento de visas de residencia permanente se han reducido a la mitad cuando se comparan con los del año 2.008, sin embargo, para seguir mejorando los tiempos de espera, el gobierno de Canadá controlará la admisión de aplicaciones de visa de residencia permanente para trabajadores calificados, inversionistas y empresarios.

A partir del 1º de Julio, se limita a 10.000, el número de aplicaciones de personas que no cuenten con una oferta de empleo en Canadá, y de éstas un máximo de 500 por cada una de las 29 profesiones consideradas como prioritarias para este país.

Fuente: CIC