Los consejos que compartimos a continuación, según la experta en recursos humanos Alison Green, pueden evitar que demos la impresión de que estamos desactualizados:

ANTES

ACTUALMENTE

Debíamos tener un teléfono fijo para las entrevistas. Aunque puede ser más conveniente, lo importante es tener un sitio callado y con buena recepción.
El resume debía tener 1 sola página. Generalmente el resume es de 2 páginas. Limitarlo a 1 página si tiene pocos años de experiencia.
Debía incluir cada uno de sus trabajos. Es un documento para promocionarlo por ello no necesita incluir cada trabajo que ha tenido.
Debía incluir la frase “Referencias disponibles si las solicita”. Se supone que usted las entregará si se las solicitan, incluir ésta frase luce fuera de época.
Se recomendaba incluir un Objetivo en la parte superior de su resume. Los reclutadores no están interesados en conocer sus objetivos sino saber qué es lo que usted puede hacer por ellos. Inclusive, puede quitarle puntos si no están bien relacionados con la posición.
Debía invertir en buen papel para imprimir el resume. El resume lo debe enviar electrónicamente.
Debía enviar el resume por correo regular. Debe enviarlo electrónicamente. El reclutador  difícilmente lo incluirá en la base de datos de aplicantes si lo envía en papel, por correo.
Durante la entrevista si le preguntaban sus debilidades usted le ofrecía una fortaleza pero dando la impresión de ser una debilidad. Debe intentar algo nuevo, ahora los reclutadores no creen en las personas que dicen ser perfectas.
Su resume y carta de presentación debían ser escritos en lenguaje formal. Ahora estos documentos deben sonar ligeramente informal.
Se sugería llamar a los pocos días de haber enviado su resume solicitando una entrevista. Es considerado inapropiado.

Fuente: Ignore These 10 Outdated Pieces of Career Advice