Canadá tiene como moneda el dólar Canadiense (CAD), es bastante estable y de libre convertibilidad. La paridad con el dólar Norteamericano (US$) cambia a diario.

La banca está dominada casi en su totalidad por 5 grandes bancos. Con oficinas en cada rincón del país, con un servicio bueno y confiable.
Las regulaciones que pesan sobre la banca Canadiense son muy rigurosas, ésto ha quedado demostrado durante la crisis bancaria que comenzó en el 2008 y que afectó a buena parte de la banca de los países más desarrollados. Hoy en día los bancos de este país aparecen en las listas de los bancos más seguros y estables del planeta.

Los residentes permanentes recién llegados no cuentan con historial crediticio en Canadá, salvo contadas excepciones. El historial de crédito de la persona recién llegada comienza a partir del primer día que obtiene: una tarjeta de crédito a su nombre, una línea de crédito, préstamo, etc. El historial crediticio de la persona contiene información relativa a los montos de dinero prestado, uso de la tarjeta de crédito, pago de las facturas, entre otras. Existe una agencia financiera que utiliza esta información para calificar la solvencia de la persona. Es indispensable tener un buen historial de crédito y una buena calificación para acceder a crédito para la compra de viviendas, vehículos ó negocios.


Para crear un historial crediticio una de las formas más efectivas es tener una tarjeta de crédito.  Generalmente los bancos emiten tarjetas de crédito con un límite bajo y equivalente al monto de dinero depositado por el solicitante en una cuenta que queda bloqueada. Después de haber usado frecuentemente dicha tarjeta durante no menos de un año y realizar los pagos mensuales de acuerdo a lo esperado, pueden emitir una tarjeta de crédito regular.

Los planes de ahorro para el retiro (RSP) son cuentas de inversión muy populares en Canadá. Han sido diseñadas para que el ciudadano ahorre dinero durante sus años productivos obteniendo en el momento de su retiro un ingreso que le permita vivir dignamente. Estas cuentas son reguladas por el gobierno de Canadá y tienen beneficios fiscales.

Las contribuciones que el ahorrista hace anualmente al RSP son deducibles del pago de impuestos. Solo se paga impuestos sobre el dinero al retirarlo de la cuenta, y como generalmente la persona empezará a sacar el dinero cuando se retire, momento en el cual la tasa de impuestos tiende a bajar, entonces habrá ganado también, porque el impuesto sobre ese dinero será mucho más bajo. Anualmente Canada Revenue Agency informa a la persona cuál es el monto máximo que puede ahorrar en esa cuenta el siguiente año.


Otro plan de ahorros muy popular en Canadá es el Plan de Ahorro Registrado para la Educación (RESP). Está diseñado para ayudar con los costos de la educación universitaria de sus hijos.

El sistema establece un monto máximo de contribución por niño (beneficiario).  Una de las ventajas de este tipo de cuenta es que en ella el gobierno, a través de Canada Education Savings Grant (CESG) depositará adicionalmente al monto depositado por usted, hasta $500 ó más por beneficiario anualmente. Las contribuciones al RESP son deducibles del pago de impuestos el año en que se hace la contribución, y éstos se pagan años después, al momento del retiro de los fondos, a la tasa de impuestos que paga el estudiante, que con seguridad será muy baja.

El gobierno de Canadá ofrece y administra un programa de pensiones para la vejez que incluye: