Algo que nos asombra a muchos al llegar a éste país, es el cambio que éste sufre en la medida que cambia su clima. Es algo difícil de explicar para quienes no lo han vivido ó viven en países donde las estaciones no están bien marcadas.

Cuando llega el verano, el país está en la cumbre de su actividad social, la energía está al máximo, oscurece de 9 a 10 de la noche, festivales de música al aire libre, días de playa en las costas de los lagos, caras de felicidad, ropa veraniega, construcciones y reparaciones en carreteras, calles repletas de gente, flores, árboles verdes y mucho más.

Llega el Otoño, la ciudad se llena de colores, los árboles se encienden de rojo, amarillo y anaranjado, cambia la vestimenta de la gente, se suspenden la mayoría de las actividades al aire libre, se va el calor, llegan los vientos, caen las hojas de los árboles, ya la gente pasa menos tiempo afuera, comienzan los juegos de hockey y empieza un frío que te avisa que ya viene el invierno.

Llega el invierno, ya los árboles solo muestran sus ramas, la gente se ve tapada de pies a cabeza, guantes, bufandas, gorros, chaquetas y botas son la vestimenta habitual, cae la nieve y con ella viene la alegría de los niños con sus juegos, pero también el trabajo de palearla. El país se viste de blanco y comienza el frío intenso, se empieza a esquiar y a disfrutar del resto de los deportes propios de ésta época, desaparecen de nuestra vista las ardillas, conejos, mapaches y pájaros.

Llega la primavera y con ella el renacer, los árboles se visten de verde y aparecen ante nuestros ojos colores que creíamos haber olvidado, nacen las flores y volvemos a ver conejos, ardillas y pájaros de todas las especies, volvemos a buscar nuestra ropa más liviana y nos liberamos de las pesadas chaquetas y abrigos, regresan las caras de felicidad, volvemos a ver a nuestros vecinos cortando el césped y arreglando los jardines.

Aquí en Canadá siempre estamos en metamorfosis y eso nos lleva a renovarnos constantemente. Así como cambia el clima, cambian las actividades que realizamos, el paisaje e incluso lo que nos ponemos y eso… nos hace felices!!!